top of page

Para tener un resultado nuevo, tenemos que hacer cosas diferentes.



“¡Para tener un resultado nuevo, tenemos que hacer cosas diferentes!” Me parece que sobre todo en estos tiempos, esto es una frase que se oye constantemente. La escuchamos en todas partes, y pareciera que ya hasta cansa escucharla. Sin embargo, si la leemos y vemos por donde sea, ¿Qué tanto estamos haciendo para tomar acción en nuestras vidas y cambiar lo que claramente no da resultados?

La reinvención de las personas no requiere, como lo he mencionado antes, de convertirte de un día a otro en una persona completamente diferente. Son esos pequeños pasos que hacemos los que nos dan estas transformaciones.

Yo siento que el problema es que queremos todo en automático. Vemos cómo otros van teniendo éxito, suben en lo profesional, comparten ideas nuevas, y no entendemos por qué a nosotros no nos pasa lo mismo. Si hacemos una reflexión de lo que estamos haciendo, y no lo que están haciendo otros, podemos notar que en el 90% de los casos, dependía de que tomáramos acciones diferentes o intentáramos nuevos caminos, y no de lo que pasa alrededor.

Te cuento que recientemente, armé una campaña por mail para invitar a un grupo de personas que conozco para un nuevo grupo Mastermind que lancé. El primer día, estuve esperando emocionada ver la respuesta. Leímos y re-leímos el contenido del mail y estuvimos seguros de que estaba claro y que tendría un gran impacto. Cuando veo que las respuestas de apertura van siendo medio lentas, me empiezo a preocupar, “que tal si la idea no estaba tan clara y no describía correctamente el proceso”.

Primer sugerencia: “Las personas actúan por su razón no la tuya” y tener en mente esto, hace que reflexiones, que no todos tienen el tiempo o la prioridad de leer un mail en el instante en que les llega.

Empecé a tener más paciencia y noté como poco apoco lo iban abriendo, pero no todos le dieron click al botón del siguiente paso. Otra vez esa sombra o enemigo invisible que empieza a decirte a nadie le gustó tu campaña. Segunda sugerencia: En las ventas, no es personal, seguro es la forma en cómo entregaste el mensaje y reflexiona qué puede mejorar. Y por supuesto que me di cuenta, que por error, no personalizamos el mail.

¿Sabías que leer o escuchar tu nombre en la boca de alguien más, no solo te hace sentir importante sino que conecta emocionalmente y lo hace personal?

En este momento, decidí contactar a estas personas de una por una, para preguntarles primero, si les llegó el correo, y segundo si tenían alguna duda sobre los detalles. La idea era hacer una campaña automática, personal, bien dirigida, sin embargo, el error de no personalizar el nombre influyó o al menos eso creo yo. Tercer Sugerencia: Si te rindes sin intentar hacer algo nuevo, aun cuando no era lo que pensabas, puedes perder muchas oportunidades. Mis dos opciones fueron: Volver a mandar un recordatorio, y/o buscarlos personalmente, ya que los conozco a todos. Así que decidí mandar un mensaje, que si bien quita algo de tiempo, valió la pena porque desperté la atención de algunos. De los que claramente no estaban interesados, y que se vale, por lo menos estuve en top of mind.

Y por último, Cuarta Sugerencia: El aprendizaje de estos caminos, es el que apoya a tu camino de reinvención. Si te rindes, y decides regresar a donde estabas antes, sin intentar encontrar el aprendizaje de la lección, no podrás avanzar en tu camino de reinvención. Si quieres tener un nuevo resultado, es importante descubrir qué acción diferente tienes que realizar. Eso no siempre es fácil de hacer, pero si con consciencia, atención plena y empeño por aprender, descubres el camino, encontrarás un mejor camino de transformación.

Y tu¿Qué vas a hacer diferente?

0 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page