La comunicación y el manejo de crisis en situaciones de riesgo.

Deja un comentario

Esta fue una semana caótica, de tristeza, de angustia y de crisis y pánico. Sin lugar a dudas no sólo agradeciendo los que estamos bien, sino también buscando confortar a quién está pasando malos momentos por los efectos del temblor. Es impresionante cómo el pánico y los efectos del temblor causan esta sensación de angustia, de impotencia de miedo y de ansiedad y por supuesto que las reacciones de todo mundo son diferentes y entendibles.

Así pues, las personas que logran controlar sus emociones y que son quienes encabezan con liderazgo los pasos a seguir, deben cuidar que su comunicación logre provocar tranquilidad, logré calmar los ánimos y logre que los demás, puedan en conjunto reaccionar positivamente para un bien común. De lo contrario, se crea el caos, la incertidumbre, y la falta de orden puede hacer peores daños que los que ya hay.

La manera en cómo logras controlar lo que dices y cómo lo dices, puede hacer la diferencia, las personas angustiadas, buscan quien encabeza o es el líder, sea quien les ayude y los guíe en sus acciones. En el edificio en dónde vivo, una vez que se salió todo mundo a la calle, una de las personas que está en la administración, con voz alarmada e inquietante, nos dijo que nos mantuviéramos fuera del edificio porque estaba en peligro de caerse. Cuando le avisé a mi marido por chat lo que estaba sucediendo, inmediatamente agarró el coche para subir a comprobar lo que estaba pasando.   Lo bueno es que él es muy tranquilo y analizándolo mientras iba hacia el edificio, llegó a la conclusión que seguramente alguien alarmado había dado esta noticia, y lo tomó con más calma. Ese tipo de información tan alarmista, pudo haber provocado otros accidentes y generado angustias innecesarias.

En un momento de crisis, lo mejor es analizar lo que está pasando y decidir cómo es la mejor forma de comunicarlo para que no haya otro tipo de consecuencias, además de que la información no estaba del todo correcta. Primero tranquilizas a la gente, estoy de acuerdo que evacuar el edificio y revisarlo es lo correcto, lo que estaba de más es decir que se está cayendo cuando no estaba comprobada la información.

Ser empático y transmitir tranquilidad y que las cosas se están resolviendo, es una forma de manejar una situación de crisis mas adecuadamente. Teniendo a las personas tranquilas, se puede reaccionar con mayor orden y eficacia.

Este es un ejemplo seguro de muchos, que nos pone en perspectiva de cuando hay situaciones de crisis, las personas que llevan el mando, deben tener en mente que guardar la calma y analizar diferentes opciones para luego comunicar asertivamente y con firmeza los pasos a seguir.

Sobre todo ser empático con las personas que cuando están alarmadas, o angustiadas no importa qué tipo de crisis, hay que hacerlos sentir que están siendo escuchados y que hay algo que se puede hacer al respecto.   Lo más importante es reaccionar en tiempo y forma y cuidar comunicar con tranquilidad para tomar mejores decisiones.

El buen manejo de crisis, habla de tu liderazgo, de tu presencia ejecutiva y de la credibilidad que proyectes para que respalde tu capacidad de acción.

Photo by July Brenda Gonzales Callapaza on Unsplash

Ale Marroquín es consultor en comunicación, presencia y liderazgo ejecutivo. Se dedica a reinventar y posicionar la marca personal de profesionales, ejecutivos de alto nivel, emprendedores que quieren acelerar su potencial a través de su presencia ejecutiva. Su especialidad en personal branding y storytelling, la distingue en su trabajo para impulsar a profesionales a sobresalir y desarrollar su liderazgo.

Acelerando el potencial de las personas.

Twitter: @a_marroquin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *