Para verte sénior en lo profesional no tienes que lucir de más edad.

Deja un comentario

Una cosa es el seniority y otra cosa es verte de más edad. Verte mayor puede ser ligado a lucir desactualizado y esto no es necesariamente un juicio justo. Cuando eres joven y ansías tener mayor responsabilidad, más libertad de expresión en juntas de negocios, más autoridad con colegas y clientes, suele ser difícil lucir seniority por dos razones. Porque no te la crees, y porque no lo proyectas. Esto es algo normal que da la falta de experiencia y que con los años vas adquiriendo, pero que si se puede lograr. Hay que tener claro ciertos aspectos desde cómo vistes, como hablas, como te diriges a otros para proyectar esta credibilidad y seriedad en el trabajo y en lo profesional.

Una vez me encontré con una persona que me dijo que siendo la única socia mujer en su despacho, quería lucir las canas entre sus pares, sin que se lo notarán obviamente. Era una un comentario irónico, para preguntar cómo verse con mas seniority y no tener que esperar a ser o verse mayor para poder demostrarlo.Ese es un gran tema entre muchos jóvenes y ciertas personas que ya tienen más experiencia, como verte actualizado, con autoridad, con sabiduría pero no necesariamente lucir acartonado y verte mas grande de lo que eres.

Así que hay ciertos aspectos a considerar:

Primero que nada, asegúrate que tu forma de vestir te da la credibilidad necesaria hacia otros. No es un tema de qué te pones, sino de cómo lo usas. La gente joven hoy es más desenfadada y quiere expresarse libremente, muchos quieren ir en jeans a trabajar. Por ejemplo a los millenials les están permitiendo actuar como a nosotros en su momento no nos dejaron hacerlo y a mi en lo personal, me parece bien. El tema es saber lucir apropiadamente y profesional en los negocios. Si vas a usar jeans, asegúrate que sean de color oscuro y evita que estén muy entallados, muy flojos o que estén rotos.

 

La industria en la que te desenvuelves influye mucho y dependiendo de a qué te dediques puedes ser más creativo al vestir. Esto no quiere decir que pierdas el enfoque de lo que significa ser profesional. Si tienes un estilo definido y quieres mandar un mensaje, ten cuidado que no sea más importante demostrar tu estilo a través de tu apariencia que demostrar los valores que te representan.Por el contrario, la gente que ya tiene experiencia y que quiere proyectar seniority, tiene que tener cuidado de no verse desactualizado. Así es, olvidemos la moda, lo que hay que ver son las tendencias. Si tu ropa se ve empolvada por los años, otros van a asumir que también tu pensamiento está empolvado. La intención es lograr mandar un mensaje de que estás al día con nuevos conocimientos, con nuevas tecnologías, que estás consciente de lo que hay alrededor. Es por eso que lo debes proyectar a través de tu apariencia, y si te aseguras que te ves moderno y actualizado y aunado a eso te ves contenido, no sólo te quitarás edad, también te verás con mayor seniority.

 

La ropa no lo es todo, también tu lenguaje no verbal y como te ven otros, cómodo o estresado, débil o fuerte, con porte al caminar o invisible. Esos movimientos tuyos al caminar en donde quiera que estés, deben proyectar ese mensaje de sabiduría, de credibilidad y de que eres lo que pareces. Cuando la gente no te nota con esa energía al entrar a un lugar, es que todavía hace falta que impongas a través de tu presencia. Cuando entras seguro, creyendo de tus talentos y de lo que tu representas, otras persona te van a ver con ojos de autoridad, de que sabes lo que dices y de que puedes resolver. También es como actúas, tienes que dejar que los resultados hablen por sí solos y sé coherente con ellos. Así mismo, como te diriges a otros, si titubeas y dudas de lo que vas a decir, mandas un mensaje de cierto nerviosismo e inseguridad, tu seniority ser verá disminuido igualmente. No importa la edad que tengas, si logras conjuntar esta seguridad al dirigirte a otros, con respeto y propiedad, vas a crear un nexo en dónde otros confíen en ti, acudan a ti para resolver y no importa qué edad tengas, ni te verán muy grande ni te verán muy joven.

Así que recuerda, para lucir seniority, no tienes que agregarte años, y si tienes más años, cuida verte actualizado, eso es la clase de liderazgo que otros buscan seguir.

Ale Marroquín es consultor en comunicación, presencia y liderazgo ejecutivo. Se dedica a reinventar y posicionar la marca personal de profesionales, ejecutivos de alto nivel, emprendedores que quieren acelerar su potencial a través de su presencia ejecutiva. Su especialidad en personal branding y storytelling, la distingue en su trabajo para impulsar a profesionales a sobresalir y desarrollar su liderazgo.

Acelerando el potencial de las personas.

Twitter: @a_marroquin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *