La falta de información y el enojo: cómo influye en tu presencia ejecutiva.

2 Commentarios

Enojarte no te conduce a nada. Es solo un desgaste de energías, es la muestra de un poco control de las emociones y es una clara proyección de que no tenemos un buen manejo del problema o situación.

Enojarse es la manera de desquitarnos cuando nos sentimos impotentes ante ciertas circunstancias, que normalmente no están bajo nuestra esfera de influencia, y si sí, entonces nos frustramos porque no se hizo como nosotros esperábamos. Enojarse es una de las formas de debilitar tu presencia ejecutiva de forma acelerada.

En muchas ocasiones, la gente se enoja porque hay falta de comunicación. Cuando yo trabajaba en el medio financiero y no teníamos precaución de comunicar con tiempo a un cliente la situación de los mercados, cuando ellos se enteraban por su estado de cuenta, la primera reacción era enojarse por los resultados negativos.

Cuando comunicas correctamente y en tiempo a las personas de la situación, evitas agarrarlos desprevenidos y se sentirán más preparados, quizá se molesten pero ya no será un arranque de enojo en base a frustración de situaciones esperadas.

Cuando las cosas no van bien, muchas personas deciden no enfrentar la situación, deciden esconderse, no contestar llamadas de clientes o proveedores, y seguramente pensarán que para que contesto si no tengo nada bueno que decirles. Si te pones en los zapatos de la otra persona, la falta de información provoca especulaciones innecesarias y frustraciones ante los resultados o falta de resultados.

Una persona que destaca a través de su buena comunicación, siempre es mejor vista, valorada y será siempre incluida para los proyectos importantes si cuida y fortalece esa habilidad.

Así es, prefieres hablar con quién te hace sentir tranquilo, con quién tiene la información y te da el panorama completo y las posibles eventualidades. Sientes seguridad de que será capaz de resolver lo que venga por su habilidad para informar puntualmente y correctamente.

Estas personas evitan que otros se enojen fácilmente, porque al comunicar en tiempo, y hacerlos sentir cómodos con la información, pues evitan frustraciones innecesarias.

Si estás del otro lado de la moneda, y tu eres un gran comunicador pero la contra parte es la que te está dando solo probaditas, como bien dije, por evitar darte una mala noticia, o por no tener una respuesta concreta, evita perder el control de tus emociones, evita enojarte, eso sólo debilita la relación con esa persona y se siente agredida quizá te deje de ayudar.

La mejor herramienta para solucionar este tipo de temas, es buscar la información, ¿Qué es lo que realmente está pasando y para cuando se puede solucionar? Si te dicen que la persona a cargo ya no está, que el sistema se cayó, que están teniendo una auditoría interna, pues no te va a gustar la respuesta, pero al final no hay nada que puedas hacer hasta que eso se resuelva… Enojarse no va a hacer regresar a la persona que ya no está ni va a hacer que el sistema funcione. Además enojarse solo afecta tu salud y tu estado de animo y tu presencia ejecutiva.

Siempre piensa, antes de enojarte, respira profundo y piensa, ¿si me enojo lo resuelvo? Si la respuesta es no, entonces busca información, busca comunicar con la otra parte y busquen soluciones, tu actitud y mentalidad mejorará notablemente el resultado de lo que emprendes.

 

Ale Marroquín es consultor en comunicación, presencia y liderazgo ejecutivo. Se dedica a reinventar y posicionar la marca personal de profesionales, ejecutivos de alto nivel, emprendedores que quieren acelerar su potencial a través de su presencia ejecutiva. Su especialidad en personal branding y storytelling, la distingue en su trabajo para impulsar a profesionales a sobresalir y desarrollar su liderazgo.

Acelerando el potencial de las personas.

Twitter: @a_marroquin

Comments 2

  1. Me encantó el artículo, pareciera un tema común y del día a día, pero en realidad hay que aprender algunos detalles como el comunicar a tiempo.

    Muchas gracias

    1. Post
      Author

      Alberto, tantos problemas se resolverían sin conflicto grave cuando hay buena comunicación. Tenerlo presente nos permite ver hacia adelante y tener una mejor claridad de liderazgo. El éxito se garantiza cuando logras controlar tus emociones en forma positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *